martes, 24 de junio de 2014

EL DESPERTAR DEL ALMA

La vida es un proceso mediante el cual tu alma tiene la oportunidad de transformar en experiencia lo que realmente es. El sentimiento y la intuición son algunas de tus guías. Algo que se intuye, es algo que percibimos como posible o verdadero para nuestro ser. Te has creído que no puedes confiar en lo que sientes e intuyes de tal suerte que tu guía emocional es un concepto que desechas sin prestarle debida atención. Cuando se te dice que el sentimiento es el lenguaje del alma veo que son palabras que no aterrizan del todo en tu comprensión. Siempre has tenido a tu disposición un poderoso instrumento que se llama intuición, cuando este se acompaña del sentimiento y te dejas guiar por ellos te conducen a la consciencia de tu verdad esencial. Cuando te permites intuir, estas sintiendo algo, cuando sientes, percibes que sabes algo, cuando confías en este llamado y te dejas guiar por la sensación, se produce la experiencia que confirma lo que sentías que ya sabias. Puedes sentir entonces como se expande tu consciencia. Esta sabiduría te brinda la paz que desea tu corazón porque recuperas la consciencia de quien eres realmente. El sentimiento y la intuición son voces del alma, la experiencia que te brindas en algún aspecto de la vida te puede proporcionar la confirmación de lo que sentías o intuías como verdadero.

Todas las situaciones que llamamos coincidencias fueron producto de tu creación cuando creíste en lo que intuías o sentías como verdadero o posible para ti... Al crecer tu intuición, se afinara tu sentir, se ampliará tu consciencia y recordaras mejor quien eres. Cada vez que te realizas permites que emerja la sabiduría de Dios que corre por tus venas, dicho literalmente, todo lo que eres está contenido en tu ADN. Cada vez que te realizas vives más alejado del temor, de los dramas y de las ideas de separación y destrucción. Cada vez que te realizas comprendes mejor la naturaleza del amor incondicional, aumenta la confianza en tu ser y en tu autoestima. Cada vez que te realizas te vuelves más independiente emocionalmente, porque sueltas la necesidad de aprobación y reconocimiento por parte de los que te acompañan en este viaje sagrado. Cada vez que te realizas te descubres, que lo que sentías verdadero, era cierto, era real...era tu ser enterrado bajo capas de incomprensión, de olvido y de un montón de escombros que arrojaron sobre ti. Esta experiencia te llena de entusiasmo al volver a reconectar con quiere eres... Sientes como se agita algo fuertemente en ti deseando salir. Es entonces cuando pones más atención a lo que sucede en tu interior, apagas el ruido externo y te escuchas para dejarte guiar. Si comienzas a buscar dentro de ti a comprender mejor como tu alma te habla a través de las emociones, del sentimiento, de la intuición y la experiencia. La realidad que vives se produce dentro de tu consciencia, de tu mente, desde ahí se materializa a través de tu sentir, es la forma como lo decretas día con día Todo aquello en lo que pongas tu atención y lo sientas como posible te alcanzara, en esto consiste el acto de observación que produce tu realidad. El Poder Infinito es todo lo visible y lo invisible, lo que se comprende y lo incomprensible, lo que ha sido, lo que es y lo que será. Su armonía es visible en cada punto de nuestro maravilloso universo. Toda existencia es la vibración de Su pensamiento, condensado en forma física. Necesitamos despertar a través de nuestras experiencias humanas. La oración y la meditación son parte de las actividades vitales que nos conducen al reconocimiento de nuestra Divina Esencia. Si a esta práctica unimos nuestras acciones, procurando que estas sean nuestro servicio a la humanidad, estaremos practicando la Presencia de Dios en nuestras vidas. GRACIAS POR SER Y ESTAR

0 comentarios: