domingo, 29 de junio de 2014

QUERUBINES

Querubines Un querubín (כרוב hebreo, kruvim plural del כרובים) es una entidad sobrenatural mencionada en repetidas ocasiones en la Torah (la Biblia Hebrea), y en el Libro de las Revelaciones (un texto del Nuevo Testamento), y también fue representado en el arte occidental con frecuencia. Perspectivas religiosas Judaísmo El Judaísmo Ortodoxo sostiene la creencia en la existencia de los ángeles, incluyendo a los ángeles dentro de su angeología, al igual que el Judaísmo Conservador, aunque algunos factores interpretan ciertas referencias litúrgicas a los querubines de forma más figurativa. De acuerdo con el Talmud, cuando el Birkat HaMazon (la acción de Gracias después de las comidas) es recitada por al menos diez mil personas sentadas en una comida, la bendición especial “Bendito es Ha- Shem nuestro Señor, el Dios de Israel, que habita entre los querubines” tradicionalmente se añade a la liturgia regular. El término también se usa para referirse a las descripciones de los querubines en el Templo de Salomón, incluyendo a los dos querubines que fueron parte del Arca de la Alianza. El libro de los Números describe la voz de Dios hablándole a Moisés desde lo alto del Arca, entre dos querubines (Números 7:89). El Judaísmo reformista y el Judaísmo reconstruccionista generalmente rechazan las referencias a los ángeles, o las interpretan metafóricamente. Sin embargo, en la Kabalá y en los principios del Judaísmo jasídico y del misticismo judío, existe una fuerte creencia en los querubines, que junto con otro ángeles, se considera que tiene roles místicos. El Zohar, una colección de libros místicos judíos sumamente importante, establece que los querubines fueron guiados por uno de los suyos, llamado Kerubiel.
Islam Hasta cierto punto el buraq- un animal volador blanco y largo, más grande que un burro pero más pequeño que una mula, que en el Islam se considera que es el monte de los Profetas-, se parece al kirabu descrito anteriormente, o a otras criaturas híbridas. El buraq, sin embargo, es considerado un ángel. Los ángeles en general son representados en las fuentes islámicas como capaces de tomar numerosas formas, que pueden ser más o menos humanas, e incluyen muchas de las características conocidas en las tradiciones judías y cristianas. Cristiandad En la Teología católica, así como en las ideas presentadas en las obras de Pseudo- Dionisio, el querubín ocupa el segundo lugar en el rango de la jerarquía angelical, debajo de los serafines. En el arte occidental, los Putti son confundidos a veces con los Querubines, aunque no tienen nada en común. Un querubín es descrito por el profeta Ezequiel. Acorde a los editores de la enciclopedia judía de 1906, los Lammasu fueron originariamente descritos con cabeza de rey, cuerpo de león, y alas de águila, pero debido a la belleza artística de las alas, éstas pasaron a ser la parte más prominente en la imaginería. Las alas luego fueron apropiadas por el hombre, dando lugar a la imagen esterotípica del ángel. El grifo –una criatura similar pero con cabeza de águila en lugar de una de león-, también fue propuesto como un origen, surgido en la cultura israelita como resultado del uso hitita de los grifos (más que ser descritos como bestias agresivas, las descripciones hititas los muestran sentados en calma, como guardianes), y algunos estudiosos han propuesto que grifo puede relacionarse con querubín, pero los Lammasu fueron significativamente más importantes en la cultura levantina, y por eso es más probable que sean su origen. Según los editores de la enciclopedia judía, la tradición temprana israelita concibió a los querubines como guardianes del Jardín del Edén, estando desprovistos de sentimientos humanos, y llevando la responsabilidad de representar a los dioses y de guardar los santuarios de intrusos, de la misma manera que aparece en un relato encontrado en la Tabla 9 de las inscripciones de Nimrud. En esta visión, los querubines, al igual que los shedu, fueron probablemente en su origen descripciones de dioses de la tormenta, sobre todo de los vientos tormentosos. Esta visión es una hipótesis que explica la razón por la que los querubines son representados en acción a medida que la carroza de Yahweh avanza en el sueño de Ezequiel, los Libros de Samuel, los pasajes paralelos del último Libro de las Crónicas, y pasajes en los primeros Salmos.

0 comentarios: