martes, 24 de junio de 2014

COMO CONECTAR CON TU ANGEL-GUIA

COMO CONECTAR CON TU ANGEL-GUIA Ángel es una hermosa palabra. Significa mensajero. Y eso es lo que son las entidades que nos acompañan durante nuestra vida: Mensajeros e intermediarios entre los Dioses y nosotros. En muchas culturas religiosas se acepta la presencia de una entidad que se nos une en el momento de nacer y está con nosotros hasta ayudarnos a cruzar al otro lado cuando nuestra vida termina. A esa entidad personal, le llamamos Guía o Ángel. Y aunque es cierto que no pueden decidir por nosotros, si pueden avisarnos de los peligros y mover los hilos, las situaciones externas, anticipándose. Nos ponen barreras, nos dejan pistas por todos lados e incluso, se cree que les está permitido apartar de nuestros caminos algunos obstáculos. Personas sobre todo, que podrían intervenir negativamente en nuestro destino. Hay una formula muy sencilla y muy conocida para conectar fácilmente con nuestro Guía, con nuestro Ángel. Necesitas unicamente una vela amarilla y un lugar tranquilo donde todo te resulte cómodo, armónico y puedas relajarte. Prende un velon o vela.

Cierra los ojos y trata de imaginar una figura alada en medio de una inmesa luz. No busques detalles. Solo una silueta en medio de la Luz Luego abre los ojos y delante de la vela endendida haz la evocacion EVOCACION A NUESTRO GUIA Si camino, caminas conmigo. Si cambio el rumbo me acompañas hacia el mismo horizonte. Vas un paso delante de mí para marcar los surcos y deshacer las sombras Giras y giras hasta el infinito Levantas murallas de protección de Soles y Lunas en un rito perpetuo tres veces tres. Mudamos de piel en cada de otoño Y tú conmigo perdemos el miedo y olvidamos el daño juntos Mientras trazas la magia del círculo A mí alrededor. Cada día Cada hora de cada día Cada minuto de cada hora Cada segundo de mi vida. Por todo el tiempo y en toda ocasión Por todas tus ayudas gracias te doy, Y gracias doy a los Dioses que te envían. QUE ASI SEA QUE ASI SEA QUE ASI SEA Nuestro Ángel-Guía usa símbolos que podamos entender. Mariposas de distintos colores, según el asunto. Pájaros en la ventana. Plantas que arrancan a florecer o que se secan. Luces en el mar, Nubes charlatanas. Frases en el aire. Gestos. Hechos… Muchas veces, si tropezamos es porque nos da la gana. Por no hacer caso. Por mirar a otro lado…

0 comentarios: