jueves, 19 de junio de 2014

CONTACTAR CON LOS ÁNGELES Y OTROS SERES DE LUZ

¿Es posible contactar con los ángeles y seres superiores? Aunque parezca una utopía, sí que es posible mantener contacto o al menos intentar mantenerlo con los ángeles y otros seres superiores, especialmente si la persona que lo intenta está dotada de una sensibilidad especial. Una de las premisas fundamentales es tener una fe especial y ferviente, porque ayudara mucho mas al proceso mágico. También hay que tener en cuenta que los ángeles responderán a solicitudes positivas, es decir, que protejan y sean beneficiosas y no estén encaminadas a perjudicar a nadie. Los pasos a seguir Existen una serie de pasos a seguir que nos facilitaran el deseado contacto con los ángeles. El primero es hacerles un sitio en nuestra vida, pues de nada servirá pedirle favores si no creemos en ellos ni tenemos fe en su poder. Para ello son necesarios los pensamientos positivos, pues los ángeles no albergan energía negativa. Es muy bueno además concentrarse en soledad y hablarles mentalmente contándole los pequeños problemas, como si los tuviéramos al lado oyéndonos. También es importante orar en voz alta, aunque nuestros pensamientos los hagamos en silencio. Pueden ser oraciones simples, recitadas o cantadas. Es muy positivo hacer esto con voz alta y clara, pues aunque si rezamos en silencio nuestros ruegos también llegaran a los ángeles, es más efectivo que se nos escuche. Para que este contacto surja con mayor efecto, es muy bueno usar el nombre de Dios, ya que al estar El dentro de cada uno de nosotros, utilizamos esa energía interna para dirigirla a los ángeles y seres superiores, con lo cual atraemos todo lo bueno hacia nosotros. Es muy importante no abandonar el habito de rezar a diario a los ángeles, pues cuanto más contacto estemos con ellos, mas nos podrán ayudar. Los ángeles siempre están dispuestos a ayudar, sobre todo a aquellos que están pasando por un mal momento y no son buenos con los demás. Al llegar nuestras suplicas a estos seres superiores, se transforman en una Luz especial que puede llegar a hacer cambiar a estas personas, cambiándolas a seres que hagan el bien y cosas positivas para el resto. No solo basta con pedir ayuda en general, sino que cuando realmente nos hagan falta, hay que acordarse de invocar a los ángeles en esos momentos puntuales. Estarán dispuestos a socorrernos. Es muy bueno repetir los rezos para no perder esa energía de Luz que le damos tanto a Dios como a los ángeles. Una energía que nos ayudara cuando más falta nos haga. No olvidar que si lo que necesitamos es ayuda en el amor, hay que llamar a los ángeles del amor, y si es protección, a los ángeles de protección. Es decir, que hay que establecer contacto con el ángel concreto para obtener los mejores resultados. También hay que tener en cuenta ser concreto con la petición y así no la desvirtuaremos. Cuanto más preciso y específico sea lo que pidamos, menos tardaran los ángeles en socorrernos, pues es como si entendieran la invocación sin problemas.
A la vez que hay que tener una gran fe mientras se reza, es muy importante mantener una imagen mental de la petición. Por ejemplo, si estamos orando a los ángeles del amor y pidiéndoles que se consolide un amor, hay que tener en la cabeza una imagen de la persona amada, como si se tratara de una fotografía mental. Y por supuesto hay que tener en cuenta que nuestro karma, es decir, lo que hayamos hecho bueno o malo durante nuestra vida, influirá mucho en cómo se comporten los ángeles con nosotros a la hora de atender las suplicas, pues los ángeles y otros seres superiores se basan mucho en el karma a la hora de oír ruegos. Otras maneras de contactar con los ángeles Como hemos visto, la oración es la forma más corriente de establecer contacto con los ángeles y otros seres superiores, pero esto no significa que sea la única Cristales: Mediante cristales cargados por los ángeles, se cree que podemos establecer contacto con ellos. Se toma un cristal entre las manos y se pregunta en voz alta al querubín o ángel que hace que fluya su sabiduría a través de nosotros. Una vez hecho esto, se supone que el cristal ha sido cargado con esa energía emanada del ángel. Ya no habrá que cargar nunca más el cristal y mediante el los ángeles se verán ligados a nuestra vida. Cartas: Es muy positivo escribir cartas a los ángeles, como si fueran amigos nuestros. Es algo sencillo de hacer y muy gratificante para la persona que lo realiza. Simplemente se trata de tomar una hoja en blanco, y escribirle una carta, con su fecha y encabezamiento, por ejemplo: “Querido Ángel mío”, o “Mi querido Ángel”. Luego, dejar que fluyan los sentimientos a través de la mano como fluyen por la boca cuando rezamos. Cuando se termina la carta, se puede guardar en un bolsillo, o bajo la almohada, o incluso quemarla, pues se piensa que así el humo llega al cielo, y por tanto al ángel, de forma mas rápida. Sesión de canalización: La canalización es una forma de contacto similar al espiritismo. Suelen ser sesiones de una media hora, y se basa fundamentalmente en que el consultante y su conector hablen, pues se cree que el ángel esta conversando a través de el. Tras entrar en trance, el conector va escribiéndolo todo con escritura automática. Hay quien ha notado una luz especial en la estancia mientras se realizaba la sesión de canalización, aunque aún no se oído hablar al ángel. Colores del vestuario: Para una comunicación efectiva con los ángeles, es muy positivo elegir unos colores adecuados, ya que los ángeles tienen sus preferencias por tonos determinados, según el tipo de ángeles que sean. Por ejemplo, los serafines se conectan con el rojo, los guardianes prefieren el verde claro y el rosa pastel, los querubines conectan con el azul, los curativos con otro tipo de azul más fuerte, al arcángel Gabriel le atrae los tonos marrones y bronces y el verde oscuro, y el arcángel Miguel se ve atraído por el azul, dorado, rosa y verde oscuro.

0 comentarios: