martes, 10 de junio de 2014

EL PERDON

El perdón libera de aquello negativo que se sufre por el mal uso de la energía. Como el “Perdón” es una Ley Divina, todo en la vida obliga a perdonar, lo contrario del “Perdón” es el rencor, que hace daño, se somatiza en el cuerpo creando enfermedades, depresiones, bajones, ansiedad, además de accidentes, ruina, rechazo y enemigos. La falta de perdón, el odio, la rivalidad, la critica, la condenación, el rencor y la competencia conduce a los seres al fondo del abismo. El rencor se elimina Perdonando. Todo hay que perdonarlo para vivir felices, prósperos y saludables. Para recibir el perdón de nuestros errores, primero tenemos que ser capaces de perdonar los errores de los demás. Una forma de perdonar es a toda persona, condición o cosa que necesite perdón, si no se tiene a la persona o condición al frente, hay que traerla a la mente diciéndole y sintiéndolo: “TE PERDONO. TE DOY MI AMOR Y MI PERDÓN PARA BENDECIRTE Y PROSPERARTE”. Podemos empezar a perdonar diciéndole a todo, incluso a nosotros mismos: “TE PERDONO”; “PERDONO TODO LO QUE NECESITE MI PERDÓN”; “ME PERDONO A MÍ MISMO DE TODO MAL USO DE LA ENERGÍA”. No importa cuántas veces tengas que hacerlo hasta que lo sientas y lo hagas de corazón. El perdón libera del mal karma, y el mal uso de los pensamientos y sentimientos. El Perdón se energiza por medio del Rayo Violeta. El Rayo Violeta tiene el poder de disolver y consumir todos los errores cometidos por ti en esta vida y en el pasado, así como los errores cometidos por toda la humanidad. Prueba aplicar afirmando: “Yo Soy la Ley del Perdón y la Llama Violeta Transmutadora que consume y disuelve todos los errores cometidos por mí y por toda la humanidad. El Poder de Dios borra, con el Fuego Sagrado de La Llama Violeta, esta situación”. Aplica este tratamiento, cuantas veces te haga falta, hasta que veas la realización. Perdonar, Amar y olvidar es Divino. Un ser lleno de erdón es un foco de Luz en la cumbre de una montaña capaz de irradiar Paz a los corazones de la tierra. El Perdón disuelve el mal de este mundo. El perdón es el comienzo para dejar de sufrir.

0 comentarios: