martes, 10 de junio de 2014

ESPIRITUALIDAD DINAMICA

EL AMOR DIVINO Es importante saber, concienciar y no olvidar jamás que los seres humanos jamás se encuentran a una distancia mayor que la de un pensamiento amoroso de Dios. Quien esto lo sabe y lo atesora, jamás carecerá de compañía. El Amor de Dios es para nosotros el conjunto de sentimientos puros y perfectos que nos ligan a Él eternamente. Por medio del Amor Divino todos podemos ser igual a los Maestros Ascendidos y hacernos Uno con la Conciencia Cristica, y ascender a Dios, que es la Suprema Conciencia Cristica, por lo tanto debemos considerar lo siguiente: desarrollar la Conciencia Cristica mediante el Amor Divino nos permite alcanzar a Dios directamente, ya que sin este desarrollo nadie puede ir más allá de la Creación, sin antes sintonizarse con el Cristo dentro de la creación. No olvidemos que tenemos libre albedrio para amar y que nadie nos obliga a hacerlo, ni siquiera Dios, porque Él, no desea que seamos “títeres espirituales”, sino que seres inteligentes, amadores y conscientes en el buen uso del libre albedrio, ya que en la práctica del amor inteligente, fraterno y dinámico despierta la esperanza de iluminación en nuestro frágil y temeroso corazón humano. Esta fuerza de transformación la podemos sacar de la Llama del Amor Divino que emana de nuestro corazón, mediante un activo trabajo personal que logre disipar toda tendencia de separatividad uando el Fuego del Amor Puro para generar la presión necesaria que logre convertirnos en un verdadero diamante que solo refleje la Luz de Dios. Todos nosotros tenemos la capacidad de transmutar las impurezas acumuladas por décadas, vidas y eones, y ser un diamante perfecto, todo lo que tenemos que hacer es someternos voluntariamente a “alta presión” mediante una vida moral y espiritual, por medio del Amor Divino. Ayuda mucho en el desarrollo de la Conciencia Cristica pensar y sentir que somos Hijos de Dios, condición que jamás hemos de adquirir o luchar por serlo, ya que Él, nos lo confirió bienaventuradamente el mismo momento que nos creo. Además ayuda a desenvolver la Inteligencia Cristica presente en toda la materia y en todos los seres vivientes, cuyo propósito divino es hacer regresar a todas las cosas a su Hogar de Eterna Bienaventuranza. De no ser por esta presencia Bondadosa, Inteligente y Confortadora de Dios que impregna completamente toda la creación, nos encontraríamos privado de Auxilio Divino. Para comprender este Amor Divino solo debemos pensar en los momentos en que con cuanta dulzura y de un modo mágico, imperceptible, solucionador y compasivamente ese Divino Amparo acude en nuestra ayuda cuando lo hemos invocado y por eso es bueno recordar que nuestro Creador y Benefactor jamás se encuentra a una distancia mayor que la de un pensamiento amoroso y que cualquiera puede invocar su ayuda sin filiación, guía o membrecía de ningún tipo u organización. Puedes afirmar lo siguiente para atraer el “Divino Amparo”: "Yo Soy la dulzura, mágica, imperceptible, solucionadora y compasiva del Divino Amparo, envolviendo toda persona, todo lugar, condición o cosa que no esté manifestando el Amor Divino que Dios desea para Sus Hijos y Su Creación". AMOR POR AMOR Siempre debemos responder con amor en todos nuestros actos, independientemente si nos tratan bien o mal, calumnien o acusen, por que cada acto de amor es una puerta abierta a través de la cual emana el Amor Divino, esto significa que cada vez que amamos estamos abriendo una puerta de amor para nosotros mismos, es muy simple de realizar y su ley es “Amor por Amor” que cumple la máxima que dice: El Servicio es la Ley de la Vida. AMOR SIN RECLAMOS El Amor Divino nunca reclama nada para sí mismo, ni posesiones ni reinos ni tesoros o corazones, porque ama en el insondable silencio del Centro Corazón del Creador sin medida, condiciones o plazos. DECIDIRSE A AMAR Tarde o temprano habremos de tomar la decisión de amar, ya que cuando nos decidimos a amar muy por encima del estado común del amor humano, podemos ver a Dios no con la mirada de quien no se esfuerza lo suficiente en amar, sino mediante la percepción que da el Amor Divino que todo lo ve excelente, lucido, afectuoso, bello, saludable, opulento y compasivo, que es la virtud de la Conciencia Cristica que todos podemos hacer nuestra, tal como lo dijo el Maestro Jesús:“Por el contrario, amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada por ello; y será grande vuestra recompensa, y seréis hijos del Altísimo, porque Él es bueno con los ingratos y con los malos”.Así que en todo momento debemos ser un magnifico embajador, rebosante de sabiduría y amabilidad del Amor Divino, siempre cordiales y de angelical presencia por sobre el común de los seres humanos, poniendo voluntad en donde no la hay, Luz en la oscuridad y afecto ante todo odio, ya que de esta forma demostraremos que somos Hijos de Dios, capaces de recibir su Poder y reflejarlo sin impedimentos, purificando nuestra conciencia. DEVOCIÓN AL AMOR DIVINO Para ser devoto del Amor Divino, debemos abocarnos totalmente a esta experiencia a cada momento y cada día de nuestra permanencia en la Tierra, como una experiencia mística, pero dinámica y al servicio de todos, como se espera que sea en la Nueva Era, y como una irresistible atracción hacia los asuntos de Dios. PODER DEL AMOR DIVINO El Amor Divino esta rebosante de sublime propósito, excelente cultura, soberbio afecto; adorable belleza, extraordinaria vida, esplendida opulencia y grandiosa compasión que nosotros mismos podemos expresar e invocar para toda persona, situación, lugar o cosa, ya que el Amor Divino al ser puesto en acción trae la Voluntad Divina de Perfección que Dios desea para Sus Hijos y Su Creación. Todos nosotros podemos sostener y manifestar por medio de nuestra mente y sentimientos el Amor Divino, visualizándolo, mentalizándolo, contemplándolo y demandando que se exprese en nuestro mundo por medio de nuestra voluntad y corazón donde mora nuestro “Dios Interior”, el Cristo diciendo: “En el Nombre de la Divina y Todo Poderosa Presencia de Dios “YO SOY”, invoco el Poder del Amor Divino y todas sus Cualidades Perfectas rebosante de sublime propósito, excelente cultura, soberbio afecto; adorable belleza, extraordinaria vida, esplendida opulencia y grandiosa compasión para que inunde nuestras almas, hogares, familias, trabajos, ciudades y nos haga vivir divinamente con el confort del Espíritu Santo”. LO QUE NO ES AMOR Esto es para que lo consideres y sepas verdaderamente lo que no es el Amor Divino, y puedas reflexionar en tu comportamiento y en la manera de darte a los demás: Cuando tú amas y reclamas para ti derechos y posesión sobre una persona, lugar, condición, o cosa, es bueno que sepas que eso no es Amor Divino, sino que amor común y humano, porque el Amor Divino no reclama derechos ni posesión sobre nada, todo lo ama y todo lo conforta; cuando hay reclamo no hay Amor, solo protesta y oposición; en el Amor Divino solo existe la Divina Aprobación, sin oposición, solo conformidad. El Amor Divino es justo, afectuoso, caritativo, sensible, diplomático, incluyente y confortador, sin embargo el amor humano es falto de afecto, insensible, egoísta e indiferente y todo el tiempo piensa y siente solo en el objeto de su amor, que es solo lo beneficioso para sí mismo. El amor humano cuando no es conciente es ordinario, vulgar y carente de cualquier peculiaridad especial, sin embargo el Amor Divino es extraordinario, cortes y fuera de lo habitual o común, por eso se dice que el ser humano que desenvuelve el Amor Divino es el ser más poderoso que existe sobre la Tierra. OCUPACIÓN DINÁMICA La ocupación dinámica del estudiante espiritual de la Nueva Era es ocuparse de desenvolver las virtudes del Amor Divino, paso a paso, tal vez avanzando tres pasos y devolviéndose uno, pero seguro y fiado en su caminar, sin preocupaciones ni mirando al destino al cual llegar, ni mucho menos mirar para atrás, sino que sus ocupaciones han de ser amar, servir y avanzar. CLAVE ESPIRITUAL La “Clave Espiritual” para avanzar en el Sendero Espiritual es poner en práctica el Lema de Lady Nada “Yo Sirvo” y concientizar lo siguiente: “se avanza cuando se es útil a los demás y se sirve con justicia por medio del Amor Divino”. NO LO OLVIDES No lo olvides jamás que para abrir las puertas del Amor Divino solo basta aplicar la máxima que dice: “El servicio es la Ley de la Vida” y que tu puedes cumplir aplicando el principio: “Amor por Amor”. Por: Fernando Castro

0 comentarios: