domingo, 8 de junio de 2014

LOS ILUMINATI Quienes realmente eran.

Esta lleno de personas influenciadas por las películas o por los miles de blog que nombran a los Iluminatis como los responsables del control de mundo o del gobierno oculto y nada mas lejos de la verdad. Los Iluminatis verdaderos, no existen mas... que hay grupos que tomaron el nombre, eso no podría negarlo, pasa lo mismo con los Templarios (ejemplo los del cartel mexicano o las miles de ordenes neotemplarias que se auto adjudican ser los descendientes de una Orden, que nunca desapareció. Pero eso es otro tema.) LA VERDADERA ORDEN DE LOS ILUMINATIS O ILUMINADOS La orden de los Iluminados (Illuminatenorden en el original alemán, compuesto, derivado del Italiano illuminati, 'iluminados', y Orden) es el nombre dado a varios grupos, tanto reales como ficticios. Históricamente, el nombre se refiere a la organización Illuminati de Baviera, una aclaración (de la era) de una sociedad secreta fundada el 1 de mayo 1776, la cual manifestaba oponerse a la superstición, los prejuicios, la influencia religiosa sobre la vida pública, los abusos de poder del Estado y para apoyar la educación de la mujer y la igualdad entre los sexos. Tal organización de los Illuminati se prohibió, junto con otras sociedades secretas, por el liderazgo del gobierno de Baviera, con el apoyo de la Iglesia Católica Romana, y la misma se disolvió definitivamente en 1785. En los años siguientes, el grupo fue vilipendiado por críticos conservadores y religiosos, que afirmaban que los miembros de los Illuminati de Baviera se habían reagrupado y sido responsables de la Revolución Francesa. En su uso posterior, "Illuminati" se refiere a las diversas organizaciones que reclaman o presuntamente tienen vínculos con los Illuminati bávaros originales o sociedades secretas similares, y con frecuencia acusado de conspirar para controlar los asuntos mundiales, de planear eventos y ser agentes de siembra en diversos gobiernos y empresas, con el fin de establecer un Nuevo Orden Mundial y/o buscar el aumento de su potencia política e influencia. Figura central de algunas de las más conocidas y elaboradas teorías de la conspiración, así como de varias obras de ficción, los Illuminati se han representado como un grupo político/económico/esotérico al acecho y en las sombras, que constantemente tira de las cuerdas y palancas del poder. Esta descripción puede encontrarse en decenas de novelas, películas, programas de televisión, cómics, videojuegos y videos musicales. Pero la verdad es que están usando el nombre de una organización de seres que tenían un fin noble y fueron perseguidos y exterminados por esos fines que estaban en contra del lo que sostenía el poder central verdadero que era la monarquía en Europa aliada con la Iglesia Catolica. Mismo destino que sufrió la Orden del temple, con la diferencia que la Orden eran guerreros, soldados de Dios en la Fe e iniciados en misterios antiguos, que les dieron el poder de poder subsistir en las sombras como sociedad secreta hasta nuestros días. Fundación Adam Weishaupt, el fundador. El profesor de derecho eclesiástico y filosofía práctica de la universidad de Ingolstadt, Baviera, Adam Weishaupt (1748-1830), fundó el primero de mayo de 1776, con dos alumnos suyos, la «Asociación de los perfectibilistas» ("Bund der Perfektibilisten", en el orig. al., comp. de "Bund", 'Asociación' y un deriv. del lat. perfectibilis, 'perfeccionable'). Como símbolo de la organización eligió el mochuelo de Minerva, la diosa romana de la sabiduría. De trasfondo se encontraba el clima intelectual universitario, prácticamente dominado por los jesuitas, orden disuelta tres años antes, quien sufriera la misma surte que los Templarios, simplemente porque su poder y trabajo extraño en la continuidad de la agenda publica Templaria, era mas que evidente, especialmente en America. Weishaupt, con veintiocho años, era el único profesor de Ingolstadt sin pasado en la Compañía y se encontraba correspondientemente aislado del cuerpo docente, también debido a su entusiasmo por las ideas ilustradas. Para ofrecer protección a los alumnos de las intrigas jesuíticas, que presuponía por todas partes, pero sobre todo para proporcionarles acceso a literatura crítica eclesiástica contemporánea, fundó la «Asociación de sabiduría secreta», en cuyos comienzos no era más que un círculo de lectores anticlericales de un máximo de veinte miembros. Aparte de esto, el fundador vio en la Orden Rosacruz, una orden mística espiritual perteneciente a la masonería, un mal siempre creciente que debía combatirse, algo que también compartían algunos Templarios del Templi Secretum. Weishaupt informó de sus razones para la fundación de la sociedad en su carta Pythagoras oder Betrachtungen über die geheime Welt- und Regierungskunst:1 Pero dos hechos fueron decisivos. Incluso para este tiempo en 1776 un oficial en Burghausen llamado Ecker había fundado una logia orientada hacia la alquimia y que había comenzado a extenderse velozmente. Un miembro suyo llegó a Ingolstadt, a anunciarse allí y a atraer a los más brillantes entre los estudiantes. Por desgracia su selección recayó precisamente en aquellos a quienes ya también les había echado el ojo. El pensamiento de haber perdido de esta forma a jóvenes tan prometedores, y verlos ahora acercándose a la alquimia y majaderías semejantes; fue para mí tormentoso e insoportable. Por esto fui a pedirle consejo a un joven, en quien había puesto toda mi confianza. Y me animó a utilizar mi influencia sobre los estudiantes y estos excesos mediante una vacuna, administrada mediante la fundación inmediata de una sociedad. La orden tomó un primer impulso en 1778 cuando un antiguo alumno suyo y presidente del Palatinado Renano la reorganizó. Weishaupt propuso como nuevo nombre Bienenorden, la 'Orden de las abejas', porque se imaginaba que los afiliados deberían recopilar el néctar de la sabiduría dirigidos por una abeja reina, pero al final se prefirió Bund der Illuminaten ('Unión de los Iluminados') y después, Illuminatenorden ('Orden de los Iluminados'). De la asociación de sapiencia se crearía ahora una orden secreta, que no podía negar la huella de su modelo organizativo, los Templarios y la Compañía de Jesús. Una siguiente reorganización sucedió en 1780 tras la adhesión del aristócrata bajo sajón Adolph von Knigge. Y en 1782 Knigge le proporcionó a la orden una estructura similar a la del Temple, con Weishaupt y Knigge —entre otros— como directores sobre el llamado «Areópago». De trasfondo estaba la crisis iniciada hacia 1776 entre los niveles altos masónicos alemanes con la ruptura de la Estricta observancia Templaria. Karl Gotthelf von Hund und Altengrotkau había conseguido atraerse a las diferentes logias hacia su mandato mediante este rito más bien apolítico-romántico, que aseguraba ser sucesor de la orden Templaria, disuelta en 1312. Pero en realidad, la Orden del Temple, tenia bajo observancia a la creciente organización bajo su tutela. “Su imaginación habiendo tomado el calor de sus reflexiones sobre el atractivo poder de los misterios Eleusinos y la influencia ejercida por el culto secreto de los Pitagóricos, que lo primero en el pensamiento de Weishaupt fué buscar en las instituciones Masónicas de la época la oportunidad que codiciaba para la la propagación de sus ideas. De esta, original intención, sin embargo, se desvió pronto, en parte debido a la dificultad que experimentó en el manejo de fondos suficientes para ser admitido en una logia de Masones, en parte debido a que su estudio de tales libros Masónicos, cuando llegaron a sus manos lo convenció que los “misterios” de la Masonería eran demasiado pueriles y muy fácilmente accesibles al público en general como para que valiesen la pena” Weishaupt pronto se dio cuenta de que, para lograr sus objetivos, sería necesario crear su propio grupo secreto, integrado por poderosos individuos que abrazaran sus puntos de vista y le ayudaran a propagarlos. “Consideró necesario, por tanto, ponerse en marcha en líneas independientes. Formaría una organización secreta modelo, que comprenda “escuelas de sabiduría”, ocultas de la mirada del mundo detrás de paredes de misterio y aislamiento, donde aquellas verdades que el egotismo y la locura de los sacerdotes excluía de las sillas de la educación pública se enseñaran con toda libertad a jóvenes susceptibles.” El objetivo de la organización de Weishaupt era simple y a la vez monumental: derrocar a todas las instituciones políticas y religiosas con el fin de reemplazarlo por un grupo de iniciados Illuminati. Según él, “la felicidad universal completa y rápida podría lograrse mediante la eliminación de la jerarquía, el rango y la riqueza. Los príncipes y las naciones desaparecerán sin violencia de la tierra, la raza humana se convertirá en una familia, el mundo será la morada de los hombres razonables, la Orden del Temple bajo estas consignas, apoyo la iniciativa, en especial, porque que la Masonería, no era parte y por compartir los ideales de libertad y acceso al conocimiento para todos los hombres y mujeres que buscaran la Luz“. El 1 de mayo de 1776, la Orden de los Illuminati fue fundada. Los Illuminati de Baviera se componían originalmente de tres grados primarios: Novicio, Minerval y Minerval iluminado. Cada grado estaba diseñado para lograr objetivos particulares mientras aseguraban un completo control y dominio hacia la cúspide de la pirámide. He aquí un breve vistazo a cada grado. Novicio Los miembros principiantes de los Illuminati de Baviera eran atraídos y presentados a la Orden usando un vocabulario atractivo (la búsqueda de la sabiduría y el perfeccionamiento) y el saber oculto. Eran introducidos sin embargo a una jerarquía altamente controlada y monitoreada, una que se asemeja al sistema de los Jesuitas. No había mención de los objetivos políticos de la Orden. “Una vez enrolado, la instrucción de cada Novicio debía estar en manos de su reclutador, que mantenía bien oculta a su alumno la identidad del resto de sus superiores. Tales estatutos de la orden de cuanto se le permitía leer grababa en la mente del Novicio que los fines particulares buscados en él eran mejorar y perfeccionar su carácter moral, ampliar sus principios de humanidad y sociabilidad, y solicitar su participación en los loables objetivos de desbaratar los planes de los malvados, ayudar a la virtud oprimida, y ayudar a los hombres de mérito a encontrar lugares adecuados en el mundo. Una vez que tenía impresa en él la necesidad de mantener el secreto inviolable con respecto a los asuntos de la orden enseguida se le exigía los deberes adicionales de subordinar sus egoistas puntos de vista e intereses y de conceder respetuosa y completa obediencia a sus superiores. Una parte importante de la responsabilidad del Novicio consistía en la elaboración de un informe detallado (para los archivos de la orden), conteniendo completa, información con respecto a su familia y su carrera personal, abarcando temas tan remotos como los títulos de los libros que poseía, los nombres de sus enemigos personales y el motivo de su enemistad, sus propios puntos fuertes y débiles de carácter, las pasiones predominantes de sus padres, los nombres de sus padres y amigos íntimos, etc. Reportes mensuales le eran requeridos también al Novicio sobre los beneficios que había recibido así como los servicios que había prestado a la orden. Para el crecimiento de la orden el Novicio debía asumir su parte en el trabajo de reclutamiento, estando condicionado su ascenso personal a los grados superiores al éxito de tales esfuerzos. Para aquellos a los que reclutó él a su vez se convertía en un superior, y por lo tanto después de un noviciado de presumiblemente dos años de duración, el camino estaba abierto para su promoción al grado superior inmediato”. 9 Cuando un Novicio demostraba a sus superiores ser digno de ascenso, se le iniciaba en el grado de Minerval. El Minerval La Orden de los Illuminati Sellos Minervales de los Illuminati de Baviera. Estos dijes, llevados alrededor del cuello de los iniciados Minervales, mostraban el búho de Minerva. También conocido como el Búho de la Sabiduría, este símbolo se encuentra aún hoy en día en lugares de poder: en torno a la Casa Blanca, escondido en el billete de un dólar o en la insignia del “Bohemian Club”. El término Minerval deriva de Minerva que era la diosa romana de la poesía, la medicina, la sabiduría, el comercio, el tejido, la artesanía, la magia, y la música. Ella es a menudo representada con su criatura sagrada, un búho, que simboliza sus vínculos con la sabiduría. Una antigua símbolo de los misterios, Minerva ocupa un lugar destacado en sitios como la Biblioteca del Congreso y el Gran Sello de California. El segundo grado de los Illuminati era uno de adoctrinamiento. Los iniciados recibían clases sobre los principios espirituales de la Orden, pero tenían poca información sobre los verdaderos objetivos de Weishaupt y su círculo íntimo de administradores. “La ceremonia de iniciación a través de la cual el Novicio pasaba al grado Minerval se esperaba que desengañara la mente de los candidatos de cualquier sospecha persistente de que la orden tenía como objetivo supremo la subyugación de los ricos y poderosos o el derrocamiento del gobierno civil y eclesiástico. También comprometía al candidato a ser útil a la humanidad, a mantener un silencio eterno, una fidelidad inviolable, y una obediencia implícita respecto a todos los superiores y las reglas de la orden; y sacrificar todos sus intereses personales a los de la sociedad” 10 Los Minervales eran permitidos de conocer a algunos de sus superiores (Minervales iluminados) y entablar discusiones con ellos. Este sólo privilegio era una gran fuente de motivación para los nuevos iniciados. El Minerval Iluminado Seleccionados de entre los Minervales, a los Minervales Iluminados se les asignaban tareas específicas para llevar a cabo con el fin de prepararlos para actuar en el “mundo real”. La mayor parte de su trabajo consistía en el estudio de la humanidad y la perfección de los métodos para dirigirla. A cada Minerval Iluminado se le encomendaba un pequeño grupo de Minervales que eran examinados, analizados y conducidos hacia direcciones específicas. Los miembros de los grados más bajos de la Orden por lo tanto, se convertían en sujetos de prueba para las técnicas que se podrían aplicar a las masas en general. “Para el grado Minerval Iluminado eran admitidos aquellos Minervales que a juicio de sus superiores eran dignos de ascenso. Las elaboradas ceremonias de iniciación fijaban en la mente del candidato las nociones de que la progresiva purificación de su vida era de esperar en tanto se abriera paso ascendente en la orden, y que el dominio del arte de dirigir a los hombres iba a ser su especial afán mientras permaneciera en el nuevo grado. Para lograr esto último, es decir, convertirse en un experto psicólogo y director de conciencias de los hombres, debía observar y estudiar constantemente las acciones, propósitos, deseos, defectos y virtudes del pequeño grupo de Minervales que estaban bajo su personal dirección y cuidado . Para orientarlo en esta difícil tarea le era proporcionado una complicada masa de instrucciones. Sumado a sus continuas presencias en las asambleas de Minervales, los miembros de este grado se reunían una vez al mes por sí mismos, para escuchar reportes con respecto a sus discípulos, para discutir métodos para lograr los mejores resultados en su trabajo de dirección y solicitar consejo el uno al otro en casos difíciles y embarazosos. En estas reuniones, las actas de las asambleas de Minervales eran revisadas y rectificadas y luego transmitidas a los oficiales superiores de la orden.” Durante muchos años, además había afirmado mantenerse en contacto con «Superiores desconocidos», que le habían iniciado en el conocimiento Ancestral Templario. Al fallecer en 1776 ningún tipo de «Superiores secretos» contactara con ellos, había gran confusión en la logia. En la convención masónica de la Estricta observancia, acontecida en Wilhelmsbad entre el 16 de julio y el 1 de septiembre de 1782, Knigge y su segundo representante de los Iluminados, Franz Dietrich von Ditfurth, un ilustrado radical manifiesto, se ganaron el liderazgo de opinión para su orden. El sistema templario fue abandonado, luego de que la Orden del temple, no viera con agrado el cambio de rumbo y los nuevos ideales de los nuevos líderes que ya habían perdido el espíritu, del porque de la creación inicial de la Orden Iluminati, que era el conocimiento y no el poder. La orden de la Rosacruz también, quedó en minoría en su esfuerzo por mantener esa tradición, con el abandono del patrocinio Templario. A consecuencia de las prohibiciones de 1784-1785 se produjeron las persecuciones de miembros. Se llegó a registros domiciliarios y confiscaciones, algunos consejeros y oficiales perdieron el puesto, algunos miembros fueron desterrados, pero nadie resultó encarcelado.3 El mismo Weishaupt cuyo papel fundador se desconocía al principio, resultó sospechoso, pero sólo huyó cuando tuvo que admitir la fe católica, primero a la ciudad imperial libre Ratisbona y en 1787 otra vez a Gotha, donde Herzog Ernst le proporcionó una consejería áulica sinecura. En abril de 1785 el conde Stolberg-Roßla declaró la orden oficialmente suspendida –tras aboliciones temporales–. Bode aprovechó la coyuntura para conservar la asociación con vida.4 E intentó resucitarla con ayuda de la Iglesia minerval de Weimar y la Orden de los amigos invisibles, pero debió abandonar en 1790 debido al clima estrictamente antiiluminista de los años revolucionarios. Los investigadores están generalmente de acuerdo, en que la desarticulación de la orden de los Iluminados fue completa. Objetivos principales de la fundación Iluminati original. La orden de los Iluminados estaba comprometida con el modelo ilustrado. La meta era la mejora y el perfeccionamiento del mundo en el sentido de libertad, igualdad y fraternidad y la mejora y perfeccionamiento de sus miembros (de ahí también el viejo nombre Perfectibilistas). Weishaupt escribió en 1782 en un discurso: Quien también generalmente quiere iniciarse en la libertad, la amplia iluminación en general: pero la Iluminación no consiste en el conocimiento de palabras, sino de cosas, no se trata de la comprensión de conocimientos abstractos, especulativos, teóricos, que inflan el espíritu, pero no mejoran el corazón. Rede an die neu aufzunehmenden Illuminatos dirigentes. La perdida de estos principios luego de la muerte de los verdaderos fundadores, termino en el colapso de esta Orden. Por eso cuando se utiliza la palabra iluminati para describir a grupos que solo buscan el poder a costa de la esclavitud, es una injusticia tan grande como cuando se habla de Maria Magdalena como prostituta, Judas como el traídos de Jesus, o cuando los grupos neotemplarios actuales se llenan de medallas haciendose pasar y haciéndoles creer a muchos que son verdaderos Templarios, vestidos de gala para la prensa y televisión, en sus pechos medallas que jamas ganaron y que los verdaderos templarios que dieron su sangre y su vida por una causa, jamas usaron.

0 comentarios: