martes, 10 de junio de 2014

PENSAMIENTO POSITIVO


Nunca será suficiente recalcar una y otra vez la importancia que tiene el vigilar nuestros pensamientos, pues la calidad de los mismos son los que pueden mejorar la calidad de nuestra vida.
Si bien puede parecer una tarea complicada y ardua estar atentos a los miles de pensamientos diarios que surgen en nuestra mente, es posible centrar nuestra atención en los que se repiten con mayor asiduidad y además tienen una fuerte carga emocional en nosotros, generando sensaciones.
Pensamientos, Emociones, Sensaciones. Este trió mágico te ha llevado a donde te encuentras en este momento. Pero todo comienza por los pensamientos, ellos encienden la mecha.
Observando los pensamientos más repetitivos serás capaz de discernir cuáles son tus creencias y si estas son limitantes o te abren a todas las posibilidades.
Si eres de mente abierta y te crees un ser ilimitado – algo que por cierto es verdad – enhorabuena ya tienes todo lo necesario para empezar a crear la vida que desees. Por el contrario si te encuentras limitado por tus pensamientos y consideras que tienen una influencia negativa en tu vida, necesitas cambiar esa manera de pensar.
Comienza por descubrir si predominan en ti pensamientos positivos o negativos, para ello observa cómo te sientes. Tienes que sentir la emoción predominante en tu vida, si para ti la vida es dicha, alegría, amor, algo nuevo cada instante, tus pensamientos son positivos. Si por el contrario predomina en ti una emoción de no estar lleno, de que falta algo, de que no resuena la vida en ti, tus pensamientos son negativos y te están limitando.
No te preocupes la disciplina hace posible que la mente vuelva a ser precisa y serena, de que puedas volver a crear un sistema de creencias más adecuado. Al fin y al cabo tu verdad y la mía pueden ser diferentes, pero para cada uno de nosotros en nuestra verdad.
Te ofrezco ahora la posibilidad de cambiar tus creencias, transformar tus pensamientos negativos en pensamientos positivos.

0 comentarios: