lunes, 9 de junio de 2014

¿ QUE ES LA ENERGÍA HUMANA ?


Espero, que no te refieras a la energia quimica, del ciclo de Krebs, y la glucolisis, que desdoblan el glucogeno en azucar y el ATP, en energia celular. Aqui, profundizamos mas, en una realidad, de la cual casi nunca se habla, LA ENERGIA HUMANA, la espiritual. Habíamos visto como el hombre era un ser que participaba de la cualidad dual del mundo, con la peculiaridad de ser la criatura en la cual mayor importancia tiene el contenido respecto a la forma. Habíamos visto también como Occidente llegaba a demostrar, a través de la ciencia, que todo, incluso la materia, es energía. Y veíamos la concepción que Oriente ha tenido del hombre como ser de contenido energético, y de la importancia de este contenido en relación al sentido de la vida. Hora es ya de que, con estos prolegómenos, extraídos del sentido común, de la ciencia y de la experimentación oriental, hablemos en profundidad del hombre. Si hasta la materia es energía - y es Einstein el que lo demuestra -, con mucha mayor razón lo será el interior, o "contenido" de esta forma material que es el cuerpo físico. Hablar, por tanto, de un "alma" de energía en el ser humano es hoy ya algo incontrovertible, y no una simple cuestión de fe religiosa, la cual, a estas alturas, para nada cuenta. Tenemos entonces, en el hombre, un cuerpo material y un "contenido" de energía, o alma, como expresión de la dualidad forma/contenido. Pero si la materia es también energía, siendo lo más denso, todo en el hombre es energía. Consecuencias: 1 - La concepción del hombre no puede ser dualista, como hecha de opuestos enfrentados, al estilo de las religiones cristianas, sino que debe de ser entendida como algo unitario y global. Es decir, el hombre no puede ser entendido desde la mentalidad especializada y fraccionada con que le trata la medicina convencional, sino desde el punto de partida de ser una entidad unitaria entendible sólo desde la globalidad y desde la energía. 2 - Como, en cualquier caso, el cuerpo del hombre es diferente a su interior anímico hay que concluir que se trata de energías diferentes. El hombre es, por tanto, un compuesto de energías diversas que se compenetran unas a otras reaccionando entre sí. De este modo, las causas en una cualquiera de estas energías producen efectos concretos en las restantes energías. Y también, una energía cualquiera no puede ser considerada de forma aislada, como si nada actuara sobre ella y como si no ejerciera efectos sobre el resto.





De momento llamaremos "cuerpo físico" a la realidad material del hombre formada por la energía más densa, la materia. Y llamaremos "alma" a la realidad energética interior y profunda, de la cual el cuerpo físico es sólo la forma, la expresión y el soporte. El alma es el principio de vida, y el cuerpo es la forma concreta que esa vida adquiere a efectos de vivir en el mundo material. Refirámonos, en primer lugar al cuerpo físico, que es la parte "humana" del hombre, por oposición al alma, que es su parte espiritual o sobre-natural. Este cuerpo físico, o soporte humano del hombre, es perecedero y dependiente del tiempo y del espacio. El alma, por el contrario, es eterna y no depende de los parámetros tiempo/espacio. Por cuerpo, o soporte humano, entendemos aquí lo físico y lo psíquico, es decir, el cuerpo propiamente dicho y la psique, entendiendo por ésta al conjunto emocional y mental. Esta advertencia es relevante porque muchas personas entienden que el alma, por oposición al cuerpo, es la parte que piensa y siente, es decir, la psique humana, cuando la realidad es que la psique es parte de la "forma" humana material que constituye el soporte del alma de energía. Una es la energía propiamente corporal, y otras las que se refieren a su psique, es decir, a las emociones y al pensamiento. Estas diferentes variantes de la energía propia del cuerpo humano se especifican en el Yoga a través de diferentes formas de energía o prana. Muy detallista a este respecto, mantiene una concepción que en nada ha variado durante muchos siglos, lo cual es tema que para nada interesa ahora relatar. Lo importante es retener que el componente "humano" del hombre está formado por su cuerpo físico y por su psique, a cuyo conjunto le llamamos "cuerpo" o "forma externa". Por el contrario, su interior de energía es el alma.

0 comentarios: