martes, 1 de julio de 2014

LOS GUARDIANES DEL HOGAR

Cuidan el núcleo familiar, protegen a los ancianos y a los niños. Una familia puesta concientemente bajo protección de estos ángeles vive en una constante aura de bendición y de armonía. Colaboran activamente en el crecimiento espiritual de la familia, interviniendo también para defenderla de las controversias y de los problemas materiales.

Ofrenda: en cada dormitorio coloque un florero con una rosa amarilla. Al lado de la flor encienda una vela amarilla también. Este ritual debe realizarse en la noche de un domingo.

0 comentarios: